Novedades fiscales en Gipuzkoa para incentivar la reactivación económica

Restaurante cerrado en el casco histórico de Hondarribia (Hondarribia)
Ayudas extraordinarias en Euskadi para turismo, hostelería y comercio
15 mayo, 2020
Irun ofrece ayudas a la conciliación para las familias durante este verano
3 julio, 2020

La Diputación Foral de Gipuzkoa ha aprobado un nuevo Decreto foral-Norma que contiene una serie de medidas fiscales enfocadas a la reactivación económica ante las consecuencias que ha generado el cierre forzoso de negocios durante varias semanas, así como la caída de facturación de otros muchos, a causa de la emergencia sanitaria del COVID-19.

Este nuevo decreto persigue, sobre todo, cuatro objetivos: paliar la falta de liquidez de autónomos, pymes y empresas en estos momentos; fomentar el emprendimiento;  generar y consolidar empleo estable y de calidad;  y apoyar la transformación digital del pequeño comercio hacia el comercio electrónico.

Las principales medidas adoptadas por la Diputación de Gipuzkoa afectan al Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) y el Impuesto sobre Sociedades, aunque también se vinculan en algunos casos con otros tributos como se recoge con detalle en este enlace.



Carry-back para autónomos

Es un mecanismo fiscal que ya existía en nuestro territorio para empresas del que se podrán beneficiar por primera vez a autónomos. En pocas palabras, el carry-back se aplica en el IRPF y consiste en compensar con beneficios presentes pérdidas futuras.

De esta forma, en campaña de la renta que ya está en marcha, quienes demuestren que en el primer semestre de 2020 su cifra de negocios ha sido significativamente inferior a ese periodo de 2019, podrán reducir de su base imponible el rendimiento neto negativo estimado para este año (esa cuantía no podrá superar el rendimiento positivo de 2019).

La forma de proceder en la próxima campaña de la renta será la siguiente: se deberá computar la deducción como mayor rendimiento de actividad económica, es decir, compensar las pérdidas de 2020 con beneficios de 2019. Los autónomos interesados en este mecanismo tendrán que presentar un nuevo modelo, diferenciado de la declaración de la Renta, en la actual campaña que finaliza el 29 de julio.


Carry-back para empresas

El carry-back para empresas ya está en la normativa del Impuesto sobre Sociedades como una fórmula para compensar bases imponibles negativas. La Diputación de Gipuzkoa ha decidido reforzarlo en esta coyuntura excepcional por la pandemia del coronavirus.

En concreto, aquellas empresas que demuestren en la próxima campaña de Sociedades, que en el primer semestre de 2020 su cifra de negocios ha sido significativamente inferior a la de 2019, podrán reducir su base imponible de 2019 un 50%, y un 75% si son microempresas o pequeñas empresas.


Deducción por inversión en pymes

Otra novedad de este paquete de medidas fiscales es una nueva deducción en el Impuesto sobre Sociedades, orientada a fomentar el emprendimiento en microempresas y pymes.  Este mecanismo articula la bonificación de las inversiones en participaciones en este tipo de negocios que se realicen durante el 2020.

La deducción, como se recoge en el decreto, varía en función del tipo de empresa. Se ha fijado un incentivo del 10% y hasta 100.000 euros para las inversiones que se hagan en pymes, del 15% y hasta 150.000 euros en el caso de que se invierta en start-ups; y del 20% y hasta 200.000 euros para aquellas que se realicen en pymes innovadoras.


Deducción por creación de empleo

Otro de los objetivos del ente foral es favorecer la creación y la consolidación de empleo estable, para lo cual, ha optado por potenciar la deducción por creación de empleo que ya se recoge en el Impuesto sobre Sociedades.

Esta decisión beneficia a todas aquellas compañías que creen empleo y que, por tanto, van a tener opción de acogerse a este beneficio fiscal.  La normativa aprobada aumenta el límite de esta deducción. Estaba fijado en los 4.900 euros y, a partir de ahora, se eleva a los 7.500 euros por cada empleado.


Constitución de sociedades por trabajadores

Otra medida para consolidar el empleo tiene que ver con el refuerzo de las deducciones que existen en el IRPF para trabajadores que deciden constituir una empresa para la que van a trabajar.

Los cambios que se han incorporado en este incentivo son los siguientes: se incrementan un 5% los porcentajes de deducción, mientras que los límites anuales aumentan de 1.200 euros a 6.000 euros en el caso de los hombres, y de 1.800 euros a 8.000 euros en el caso de las mujeres.


Deducción para digitalizar el pequeño comercio

La Diputación de Gipuzkoa, en vista de la nueva realidad que afrontamos, pretende apoyar la digitalización del pequeño comercio, en concreto, una transformación digital orientada hacia el comercio electrónico.

En este sentido, la Hacienda foral guipuzcoana ha optado por una nueva deducción en el IRPF y en el Impuesto sobre Sociedades para autónomos, microempresas y pequeñas empresas, respectivamente. En ambos tributos se incluye  una deducción del 30% de los gastos efectuados en 2020 para la implantación del comercio electrónico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *